Tromboembolismo pulmonar

Tromboembolismo pulmonar

Los émbolos pueden ser bacterias, parásitos, cuerpos extraños, pero generalmente son trombos, coágulos que se producen dentro de las venas o las arterias. Estos coágulos se pueden formar bien en otra parte del sistema circulatorio o en los propios vasos pulmonares y cuando causan el émbolo en los vasos pulmonares es un problema médico grave y urgente porque el pulmón afectado se queda sin riego sanguíneo y la salud del perro se deteriora rápidamente.

La gravedad de los síntomas dependerá de la localización del trombo, ya que si afecta a arterias pequeñas el problema puede pasar desapercibido, pero si afecta a un arteria pulmonar importante disminuye seriamente la capacidad respiratoria del animal, puede producir broncoconstricción, edema de pulmón y afectar al lado derecho del corazón.

El caso que presentamos es un tromboembolismo pulmonar secundario en un perro con filariosis, que gracias al rápido diagnóstico y eficaz tratamiento se resolvió en unas semanas sin secuelas para el animal.