Piedra grande en la vejiga

Chanel es una Yorkshire de 7 Años y poco más de 2 Kg, con antecedentes de problemas urinarios. De toda la vida había tenido malos hábitos (se orinaba en casa), de manera que durante un tiempo pasó desapercibido que le pasaba algo. El problema se hizo evidente cuando empezó a orinar sangre. Cuando acudió a la clínica llevaba en tratamiento 3 semanas pero seguía orinando mucho y con trazas de sangre. En la clínica le realizamos una ecografía y una radiografía abdominal donde evidenciamos la presencia de un enorme cálculo en la vejiga.

El tratamiento era necesariamente quirúrgico, ya que, aunque hay algunos cálculos que los podemos deshacer con dieta, en este caso no era aconsejable debido a su gran tamaño.

Realizamos una laparotomía (abordaje quirúrgico del abdomen) y una cistotomía dorsal (cortamos la vejiga por la parte de arriba). Al abrir nos encontramos que la pared de la vejiga era unas 5 o 6 veces más gruesa de lo normal debido a la inflamación crónica producida por el roce del enorme cálculo y lo sacamos. Comprobamos que no hubiera más cálculos pequeños ni dentro de la vejiga ni dentro de la uretra y suturamos la pared de la vejiga, después comprobamos que no hubiera fugas y que la sutura fuera 100% estanca ya que la salida de orina al abdomen puede ser muy peligroso. Lavamos bien la vejiga y cerramos el abdomen.

La perrita se recuperó de manera espectacular, en 3 días ya no sangraba y ahora está feliz y sin molestias para orinar.

Ahora hemos enviado el cálculo a EEUU para que nos digan su composición, ya que necesitará una dieta especial para evitar formar nuevos cálculos.