papilomatosis viral

Papilomatosis oral

La papilomatosis oral (también llamada papilomatosis viral), aunque es un proceso benigno, a veces es tan llamativa que puede sembrar la alarma en los propietarios, ya que la boca de los perros se puede llenar de verrugas de forma espectacular.

Es una enfermedad que afecta a cachorros o perros jóvenes, esta producida por un virus de la familia papovavirus y se transmite de forma directa a través de la saliva cuando los perros juegan o se pelean.

Cuando el perro se contagia comienzan a salirle verrugas en la boca, las encías y los labios, hasta incluso en la faringe. Éstas crecen durante un tiempo, luego se detiene su crecimiento y al cabo de un periodo entre 4 y 8 semanas desaparecen espontáneamente sin dejar secuelas.

El tratamiento médico es excepcional ya que hoy día el uso de autovacunas está desaconsejado y el uso de quimioterapia se limita a los raros casos que son resistentes. El tratamiento quirúrgico también es poco frecuente porque se operan únicamente los casos en que las lesiones son tan grandes que impiden comer adecuadamente.

En la mayoría de los casos sólo hace falta paciencia y avisar al resto de los cachorros con los que juega el perro, ya que seguramente también lo padecerán.