Tumor muscular

Labrador con tumor muscular

Os presentamos el caso de LUNA, una perrita Labrador Retriever de 11 años, que fue operada por un cáncer muscular que afectaba a su extremidad posterior derecha.

Existen muchos tipos de sarcomas de tejidos blandos: fibrosarcoma, hemangiosarcoma, liposarcoma… Éstos son tumores malignos que se originan en el tejido conectivo (nervios, músculos, tejido subcutáneo, etc.) y en general todos se comportan de la misma manera: son localmente invasivos (invaden los tejidos que los rodean) y con baja capacidad de metástasis (no suelen ir a órganos lejanos como los pulmones o el hígado).

Debido al comportamiento invasivo de este tipo de tumores, se deben realizar previamente pruebas de imagen como el TAC, para asegurarnos al 100% hasta donde llega el tumor y asegurarnos de que lo quitamos entero, ya que una cirugía limpia (o sea sin dejar restos del tumor) proporciona muchos mejores resultados que la quimioterapia.

En el caso de LUNA, se realizó un TAC donde se vio que era un tumor de los músculos semimembranoso y semitendinoso de la pata posterior que crecía por dentro hasta llegar al ilion (parte de la cadera).

Esto quería decir que para solucionarlo se requería una cirugía lo bastante agresiva para retirarlo entero y lo bastante delicada para no dejar coja a la perra.

Durante la cirugía se llevó a cabo la extirpación de los músculos con el tumor y parte del tejido sano que los rodeaba para dejar un buen margen de seguridad.

Una vez realizada la cirugía, el tumor fue enviado para su análisis histopatológico, donde se confirmó que todos los márgenes de la cirugía estaban limpios de células tumorales, por lo que la cirugía había sido CURATIVA y el pronóstico para LUNA es muy bueno.

Así de bien está Luna ahora:

How to Share With Just Friends

How to share with just friends.

Posted by Facebook on Monday, June 3, 2019