Hiperlipidemia primaria

Hiperlipidemia primaria

La hiperlipidemia es el aumento de grasa en la sangre sin relación con la ingestión de alimento. Es una rara enfermedad que hace que la sangre adquiera aspecto de leche.

Esta enfermedad se debe a una falta congénita de los enzimas que se necesitan para metabolizar las grasas y se produce su acumulación en la sangre al no poder eliminarlas del organismo.

Este exceso de grasa en sangre acaba produciendo enfermedades secundarias como obesidad, pancreatitis, diabetes, aterosclerosis y cambios en la piel y en el carácter, principalmente letargia, además de problemas gastrointestinales (vómitos, diarreas y dolor abdominal).

Curiosamente el tratamiento de esta enfermedad es muy sencillo y el pronóstico en bueno si no presenta complicaciones secundarias. Éste se basa en limitar las grasas que come el perro y administrar fibra y ácidos grasos omega3 procedente de aceites de pescado, realizando un seguimiento frecuente al principio para evaluar la respuesta del animal.

La respuesta al tratamiento suele ser rápida y los dueños describen un aumento de actividad de sus mascotas, están más “contentas”, pierden peso y desaparecen los vómitos, las diarreas y el dolor abdominal.

En la foto se puede ver la sangre con unos triglicéridos de 2500 mg/dl antes del tratamiento y un año después con unos triglicéridos de 111 mg/dl.