Fibroadenomatosis mamaria

Fibroadenomatosis mamaria

Fibroadenosis mamaria felina

CHLOE es una gata de 1 año que se presentó con una inflamación de las cadenas mamarias, diagnosticándose de fibroadenomatosis mamaria.

La fibroadenomatosis mamaria o hiperplasia mamaria es una patología exclusiva de los gatos, donde se produce un crecimiento anormal y rápido del tejido mamario de origen no neoplásico (no es un tumor). Las glándulas mamarias se ven agrandadas en pocos días; pudiendo, en casos extremos, llegar a alcanzar hasta los 10 cm de diámetro y producirse ulceración y necrosis (infección).

Esta patología tiene influencia hormonal por la progesterona (hormona presente en la preñez, pseudogestación…), viéndose afectadas las hembras después del celo (principalmente jóvenes) o las hembras gestantes; aunque también pueden verse afectados machos sometidos a tratamientos hormonales.

Existe tratamiento médico, pero muchas veces no es suficiente para controlar y corregir el proceso. Por ello, el tratamiento recomendable es la ovariohisterectomía para eliminar la influencia hormonal y evitar futuras recidivas. En el caso de Chloe, se realizó la cirugía y, consecuentemente, se resolvió con éxito la inflamación de las glándulas mamarias.