Dermatosis con respuesta al zinc

Dermatosis con respuesta al zinc

Los perros nórdicos (Huskies y Malamutes principalmente) pueden padecer una curiosa dermatitis que de manera aislada también se ha encontrado en otras razas. Es una dermatitis por falta de Zinc.

El Zinc es un mineral que necesitamos perros y personas en muy pequeña cantidad, pero que es imprescindible para renovar la piel en un proceso que se llama queratinización de la piel.

Si por un defecto genético el intestino del perro no puede absorber el Zinc, la piel empieza a padecer un trastorno que hace que se inflame y se ponga roja, empiece a producir unas escamas grandes y al final costras. Esto principalmente se observa en los ojos, la trufa, los labios y las patas. Y aunque en un principio los perros no sufren ninguna molestia, si se contamina y aparece una infección bacteriana secundaria pueden aparecer molestias y picor.

El diagnóstico es sencillo cuando afecta a un perro nórdico porque las lesiones y la localización son bastante características, pero siempre se requiere confirmación de la sospecha mediante biopsia de piel, ya que hay otras enfermedades que pueden tener lesiones similares, como la leishmania, la sarna sarcóptica o el pénfigo.

El tratamiento es sencillo, ya que consiste en administrar Zinc en dosis altas (generalmente vía oral) y la respuesta es muy buena, aunque hay perros que necesitan medicación en mayor o menor medida durante toda su vida.