artrosis en gatos

Artrosis en gatos

El desafío de diagnosticar la artrosis en los gatos

Debido al desafío que supone diagnosticar la artrosis en el gato, resulta difícil decir cuántos gatos la padecen. Los estudios muestran que el 90% de los gatos mayores de 12 años presenta signos de degeneración articular y que por lo tanto es una enfermedad infradiagnosticada.

Te resumimos algunos síntomas que podrían indicarte si tu gato padece artrosis.

SIGNOS DETECTABLES PARA CUIDADORES:

  • MOVILIDAD REDUCIDA:
    – Dificultad para subir o bajar de los muebles.
    – Dormir en lugares nuevos, de más fácil acceso.
    – Dificultad para usar la puerta gatera.
    – Cojeras y/o andar envarado o estirado.
    – Problemas con la bandeja de arena.
  • CAMBIOS EN EL ACICALAMIENTO:
    – Pelaje con nudos y mal aspecto.
    – Exceso de acicalamiento sobre articulaciones dolorosas.
  • CAMBIOS DE CARÁCTER: 
    – Reducción en la interacción con el propietario, por ejemplo falta de respuesta al ser acariciado.
    – Falta de tolerancia al ser manejado, a jugar con niños, a interactuar con otras mascotas.
  • CAMBIOS EN EL GRADO DE ACTIVIDAD:
    – Jugar y salir al exterior con menor frecuencia.
    – No cazar y explorar el entorno con la frecuencia habitual.
    – Uñas excesivamente largas debido a falta de actividad.